Adiós consciente al "SIN"

Desde el 1 de julio somos tácitamente free.

>>shhh<<

La nueva medida de la comisión europea obliga a empresas y fabricantes a ajustar sus claims y/o lemas publicitarios y por supuesto sus etiquetas.

De momento en nuestros envases seguirás leyendo “non toxic nail polish” pero es debido a que se trata de una partida puesta en circulación antes de la entrada en vigor de la citada medida.

Pero… ¿qué ha determinado esta regulación?

Muchas empresas se han beneficiado del tirón del «sin», un tirón fundamentado en el miedo.

Es lo que hemos tratado en un artículo anterior como ‘quimiofobia’ (miedo a la química). 

Esto unido a un propósito de dudosa transparencia que muchas empresas se han dedicado a reseñar para favorecer su percepción de responsables con nuestro planeta y con el/la consumidor/a (de esto también hemos escrito un blogpost, se llama greenwashing) han hecho a la comisión dar un paso al frente.

La desinformación, el desconocimiento son los grandes enemigos de la libertad de elección.

Conozcamos por tanto cuáles son esos nuevos criterios que pretenden frenar el oportunismo que vive este nuestro sector cosmético.

Los nuevos criterios sobre la reivindicación «sin»

Las reivindicaciones «sin» o reivindicaciones con significado similar no deberán efectuarse sobre ingredientes cuyo uso ya está prohibido en productos cosméticos por el R 1223/2009.

En cuanto a la reivindicación sobre la ausencia de grupos de, como por ejemplo conservantes y colorantes, el producto no debe contener ningún componente que pertenezca a ese grupo así como tampoco liberarse.

¿Qué pasa con la reivindicación ‘sin formaldehído’?

Que no debe estar permitida si el producto contiene un ingrediente que libera formaldehído, como por ejemplo la diazolidinil urea. No es nuestro caso, podemos seguir diciendo que somos libres de formaldehído.

A su vez, las reivindicaciones «sin» tampoco estarán permitidas cuando se refieran a un ingrediente que no aplica para el tipo concreto de producto cosmético.

Por ejemplo, cuando una fragancia contenga una elevada cantidad de alcohol no haciéndose necesario usar conservantes adicionales, sería deshonesto resaltar que cierta fragancia no contiene conservantes.

Las reivindicaciones «sin» tampoco estarán permitidas cuando impliquen propiedades garantizadas (derivadas de la ausencia de los ingredientes en cuestión) que no pueden asegurarse.

Por ejemplo, no está permitida la reivindicación ‘sin sustancias alergénicas’ porque no puede garantizarse que no exista riesgo de una reacción alérgica ya que cada piel es diferente y acoge al producto de una manera particular.

 

Las reivindicaciones «sin» dirigidas a grupos de ingredientes no deben de permitirse si el producto contiene ingredientes con funciones entre la que está la mencionada en la reivindicación.

Por ejemplo, no puede usarse la reivindicación ‘sin perfume’ cuando un producto contenga un ingrediente que ejerza función aromatizante.

Otro ejemplo de este punto es la reivindicación ‘sin conservantes’.

Este es el caso por ejemplo del alcohol, que puede tener actividad conservante (efecto protector frente a microorganismos), aunque no esté contemplado como tal.

Sobre este punto hay alguna excepción demostrable y es relativa a cuando el uso del ingrediente/s concreto/s no contribuye a la conservación, pero debe demostrarse siempre con resultados contrastados.

Las reivindicaciones «sin» no estará permitida cuando impliquen un mensaje que favorezca una percepción negativa sobre la seguridad del ingrediente/s.

Este es el caso de los parabenos ya que su uso está permitido. si se considera el hecho de que todos los productos cosméticos deben de ser seguros, la reivindicación ‘sin parabenos’ no debe de aceptarse, ya que es denigrante para el grupo total de las sustancias autorizadas.

Es importante explicar que UNBENANNT ha retirado 15 ingredientes muy concretos de su fórmula porque no está demostrado su incidencia en el organismo a medio-largo plazo derivada del efecto acumulativo.

No se trata de plantar cara a ninguna comisión reguladora (porque no estén considerados tóxicos o inseguros) se trata de hacer una laca de uñas diferente, más responsable y consciente, pero sobre todo esto va de no hacer, en ningún caso, un producto que nosotras no fuésemos a usar.

¿Hay alguna situación en la que la reivindicación «sin» sí esté permitida?

Sí, cuando faciliten una elección informada. por ejemplo, ‘sin acetona’, por ejemplo en esmalte de uñas, para usuarios que quieren evitar este olor concreto porque les resulta molesto.

¿Conclusiones?

No se trata de plantar cara a ninguna comisión reguladora (porque los ingredientes eliminados no estén considerados tóxicos o inseguros) se trata de hacer una laca de uñas diferente, más responsable y consciente, pero sobre todo esto va de no hacer, en ningún caso, un producto que nosotras no fuésemos a usar.

Porque esta medida viene a poner fin a esa clase de publicidad fundamentada en el miedo y en UNBENANNT vivimos “sin” él porque lo único que debe darnos miedo es el inmovilismo, la desinformación y el desconocimiento.