UN VIAJE POR... LOS ESTEREOTIPOS

Entrevista a Shylasvsyoga (@shylasvsyoga) Visual Merchandiser, Influencer y Future Yoga Entepreneur.

 

Sheila, hoy vamos a empezar un viaje hacia la desmitificación de ciertos estereotipos y roles relacionados con el yoga y la “redefinición” que se ha hecho desde occidente, así como de ciertos aspectos relacionados con tu profesión.

Hernando Soto – segundo ganador del Premio Milton Friedman para el Avance de la Libertad- hace una gran reflexión no en torno al yoga si no en torno al triunfo del capitalismo precisamente en occidente y su fracaso en el resto del mundo.

Muy recomendable porque parece que el modo en el que está configurado el sistema está bastante relacionado con algunos de los males endémicos de occidente.

U: Eres Visual Merchandiser, Influencer y llevas cuatro años practicando yoga. Con esta definición es muy probable que te hayas enfrentado a situaciones que quieran convertirte en un estereotipo –no perdamos nunca de vista el dichoso sistema- ¿cómo lo manejas?

S: Creo que en todo momento tienes que mantenerte fiel a tus principios y hacer lo que te gusta sin dejarte llevar por lo que la sociedad dicta porque sino, estás perdida...

Es imposible agradar a todo el mundo y es lo que se intenta en las redes sociales, siempre habrá gente a la que no le guste lo que haces y es respetable.

Si a alguien le gusta lo que hago tiene un hueco en mi espacio y si no, es libre de no hacerlo, no me voy a sentir mal por ello.

U: Hace bastante tiempo desde que te enfrentaste por primera vez a un sirsasana pero… ¿recuerdas reconocer algo de ti en cómo cuentan ciertas revistas que debe ser una practicante que se está iniciando? ¿o no son más que una caricatura que busca el entretenimiento?

S: Pienso que se está desvirtuando muchísimo lo que es el yoga de verdad.

Te puedo reconocer que llegué a esta práctica buscando una práctica puramente física y al principio era solo eso. Poses sin ton ni son que no significaban nada hasta que comprendí que lo que estaba haciendo... ¡no era yoga!

Lo que veo es que la gente demanda profesores casi acróbatas con una práctica de asanas muy flexible, prácticas majestuosas de vinyasas enrevesados y flows intrincados.

Eso está bien para algunos días no como rutina de yoga diario. Es excelente desarrollar toda esa creatividad pero la gente esta viendo solo la espectacularidad o lo que es lo mismo están percibiendo el yoga como algo inaccesible.

Esto va totalmente en contra de lo que es el yoga y su filosofía.

El yoga es para todas y todos.

U: En estos momentos estás en un punto de inflexión en tu vida. Leíamos en uno de tus posts que cerrabas el capítulo de Visual Merchandiser para dedicarte a la formación de Yoga Teacher Training (YTT). Cuéntanos como futura profesora qué estás descubriendo, que no sabías o no te habían trasladado en torno al yoga y crees muy necesario conocer.

S: Como decía anteriormente, hay muchísimas cosas que desconocía sobre todo en el ámbito de la filosofía y el trasfondo espiritual que hay en el yoga.

Muchas personas piensan que eso de meditar, practicar mudras y succionar el estómago es de hippies locos y esos comentarios suelen darse en personas que sólo buscan el plano físico del yoga (el yoga de las asanas o hatha yoga).

Como futura profesora mi objetivo es crear un ambiente y un vínculo en cada clase que transforme totalmente esos pensamientos. Quiero ver sonrisas y no caras de esfuerzo, aburrimiento o sufrimiento por hacer algo para lo que aún no se está preparada.

Mi propósito es ofrecer mi mejor yo encaminando a cada alumno y alumna a encontrar su propia práctica sin comparaciones ni frustraciones.

shylasvsyoga_foto

Shylasvsyoga Photography  

U: Hace unas semanas leíamos en torno a la Filosofía del Yoga y la profundidad que esta tiene para la concepción verdadera de lo que significa esta práctica. Aprendimos que la conciencia es la clave para ir profundizando en lo que se denomina envolturas (koshas) para conseguir el fin último: llegar al alma (atma) de tal manera que durante este proceso conectemos con el sí mismo. En un mundo que nos “invita” a mirar fuera para consumir y ser feliz, el yoga y la práctica meditativa nos descubre la importancia de mirar dentro. Pero esto requiere práctica y dejar de lado los prejuicios. Desde un punto de vista occidental podríamos hablar de yoga de manera muy polarizada; o solo posturas (asanas) de nivel intermedio o avanzado como paradas de cabeza o backbends, o solo una actitud meditativa en un círculo con grandes dosis de ayahuasca. ¿Podrías explicar a nuestra audiencia que es para ti el yoga y por qué es importante dejar a un lado cualquier prejuicio fundamentado en estereotipos?

S: A mí el yoga llegó para enseñarme muchas cosas y sobre todo y la mayor enseñanza de todas ha sido “aprender a vivir en soledad” conmigo misma, de dentro hacia afuera, a conocer mis debilidades y llorarlas y a amar mis fortalezas disfrutando de la sensación de conseguir las cosas con mi propio esfuerzo.

Como comentaba antes la palabra “yoga” se ha desvirtuado y cuando preguntas a alguien solo puedes esperarte dos tipos de respuesta: eso es muy complicado o eso es de frikis y hippies con pelo largo.

Triste pero cierto... ¿de quién es la culpa?

Exacto, de las redes sociales, parece que no seas buena practicante si no tienes una línea perfecta en un handstand o haces un press en pincha o te tocas la cabeza con los pies en un king cobra.

De verdad, me parece triste que alguien que se inicie en la práctica sea lo único que quiera llegar a conseguir.

shylasvsyoga_foto2

Shylasvsyoga Photography Ⓡ 

U: Como personaje público tienes una responsabilidad enorme no solo con tu audiencia y las marcas si no con el propio mundo. Tus contenidos son naturales, cercanos y una representación de un estilo de vida consciente y meaningfully ¿qué te preocupa? ¿qué grandes causas son las que forman parte de tu propósito como persona y habitante de este planeta?

S: Soy una persona muy polifacética y, la verdad, a veces me abruma la cantidad de ideas que pasan por mi cabeza y sobre todo, en este momento, lo que quiero y necesito es ir materializándolas poco a poco.

Cada vez veo más consciencia en las personas hacia un estilo de vida un poco más sostenible pero siempre hay un alto porcentaje de personas que piensa que con tan sólo un pequeño gesto ya está ayudando a una causa muy grande.

Mi granito de arena es intentar ser menos consumista emocional e invertir mi dinero y mi tiempo en crecer y disfrutar mi vida haciendo lo que mejor se me da, y, por supuesto compartirlo con el mundo.

U: Una encuesta sociológica realizada a más de 800 españoles de entre 18 y 35 años refleja el descontento general de los jóvenes -especialmente los de la generación Z- con su situación actual, su profesión o con lo que estudian. Se debaten entre lo que les “gustaría” hacer (viajar, conocer gente…) y lo que “deben”. Por eso, no es de extrañar que casi el 40% de los jóvenes españoles quiera ser influencer aunque sólo el 14% cambiaría su vida mientras que el 64% sí se quedaría con la parte experiencial deseando hacerlo por un día, un fin de semana o incluso, un mes.

¿Si hubieses formado parte del equipo que realizó la encuesta que le hubieses dicho a ese 14% que contestó sí a cambiar su vida por la tuya?

S: Ser influencer no es tan bonito como se ve.

Sí, te regalan muchas cosas, pero tú, como creadora de contenido tienes dos opciones: mostrar tu alter ego (un personaje) o compartir absolutamente toda tu vida y lo vulnerable que ello te hace ante el mundo “real”.

Presiones de marcas, likes, engagement, algoritmos que no muestran tu contenido, exhibicionismo... es un mundo tan enrevesado que puedes salir o victoriosa o escaldada.

Hay personas que simplemente con publicar selfies obtienen muchos resultados, sin embargo, hay otros tipos de influencers que ocupan el día entero en crear contenidos de calidad para mostrar o bien lo que saben hacer y pueden ofrecer (como es el caso de la actividad física), o bien crean algo atractivo para una marca y para ello, detrás, hay un esfuerzo titánico que no se ve.

Además, no todo lo que te regalan te proporciona dinero sino que la mayoría de las marcas funcionan por intercambio (producto a cambio de posts), algo que no te permite vivir sólo de ello a no ser que tengas la suerte de tener algún sponsor o colaboraciones asiduas con marcas pagadas (algo que también tienes que luchar demostrando que lo que haces, lo haces bien).

No todo es tan bonito como lo pintan.

shylasvsyoga_foto3

Shylasvsyoga Photography Ⓡ 

U: Un estudio reciente de Amnistía Internacional revela que una de cada cinco mujeres sufre acoso en las redes sociales en España. Además, un 19% de las encuestadas asegura haber experimentado situaciones de acoso en Facebook, Instagram u otras redes sociales. Dicho informe añade que el 27% de las mujeres españolas vivieron amenazas de agresiones físicas o sexuales a través de estos canales. El ciberacoso no es si no una extensión de la violencia sistemática y sistémica contra la mujer.

¿Cuál es tu consejo como personaje público para todas aquellas mujeres que estén o hayan sufrido ciberacoso?¿Y como Sheila?

S: Para empezar debo confesar que todos los días bloqueo muchas cuentas de pesados y tíos asquerosos de todas las edades. Te sorprenderías del rango de edad mayoritario entre 40 y 60 que me escriben privados diciendo “you are amazing” o “great work” y que luego buscan conversación a lo que yo reacciono con un bloqueo instantáneo.

Suelen hacer comentarios con lenguas, fuegos o berenjenas. He tenido que poner un filtro de comentarios para bloquear ciertos emojis y palabras que no quiero ver en mi blog y la verdad, al principio, me preocupaba pero ahora lo tengo como rutina: borrar y bloquear, sin más.

Por suerte nada ha llegado a mucho más... tras los bloqueos he recibido algún email que también he pasado de leer.

La gente se aburre mucho y se sienten muy valientes detrás de una pantalla, eso demuestra lo cobardes que son en realidad.

Si el acoso es constante y con riesgo de conocer dónde vive la acosada o dónde trabaja lo mejor es acudir a la policía para que rastreen al dueño de esa cuenta y logren prevenir.

Es importante no contestar nunca a ningún mensaje de este tipo y no dar pie a iniciar conversación alguna si no se conoce a la persona.

Ya sabemos lo que dicen: mejor prevenir...